Emergencia Social por el Invierno


en diciembre 10, 2011 | 20:27 | Imprimir

Emergencia Social por el Invierno

 

— El Polo Norte Nos Vuelve a Amenazar —

 

Ante la entrada del invierno al país, que podría ser tan severo como el pasado, recomendamos adoptar algunas medidas preventivas, por ejemplo: aislar muros, techos y puertas expuestas al ambiente exterior. Esto forma parte del concepto “casa pasiva” que se ha popularizado en Alemania en el que se busca ahorrar combustibles o electricidad y se contemplan extremos de espesores de aislamiento de hasta 30 cm.

Según nuestros cálculos, para climas como el de Ciudad Juárez, Chihuahua y otras zonas del país incluidas la Ciudad de México y las montañas de sus alrededores, se logran buenos resultados ya desde 1 a 2 cm de aislamiento, mientras que a partir de 6 cm, el beneficio, pero sobre todo la relación beneficio-costo, ya no aumenta.

Pensamos que, el mejor material para muros, techos y puertas, es el poliestireno expandido en placas rígidas, ya que presenta una excelente estabilidad a plazo largo, así como una gran resistencia al deterioro por exposición al ambiente, lo que no sucede con la espuma de poliuretano, que es necesario renovarla cada dos o tres años.

No es indispensable recubrir todas las superficies en un solo año, se puede empezar por las puertas de lámina y por los muros más fríos, sobre todo los que no reciben radiación solar en el invierno.

La mejor colocación del aislamiento en muros y techos es por el lado exterior de las casas, después de lo cual deberán aplicarse recubrimientos que resistan la intemperie, sin embargo, en las soluciones parciales, de emergencia, se puede instalar el poliestireno sobre la superficie interna, donde no es indispensable el recubrimiento adicional contra la intemperie. En todo caso, una vez colocadas las placas de color blanco, se abre una oportunidad de decorado de las mismas, el que puede ser con pintura acrílica, con motivos navideños o de otro tipo, con tela de cualquier tipo, a modo de tapiz y hasta con papel, que a su vez puede ser también decorado.

Hay muros que merecen atención especial, ellos son los de dormitorios, especialmente de niños pequeños, que si se recubren, así sea con 1 o 2 cm de aislamiento, disminuyen radicalmente su carga térmica. En este mismo tema, los muros que deben ser prioritarios, son aquellos que dan al Norte, mismos que por la posición geográfica de México, no reciben rayos del sol durante el invierno.

El siguiente punto de atención, son las ventanas las que, por principio, para ser de calidad térmica, tanto en invierno, como en verano, deberían tener vidrios dobles, con una separación de 1 cm. Estas ventanas son caras, pero una solución de emergencia consiste en instalarles pantallas de plástico transparente durante el invierno.

En las ventanas y en las puertas que dan al exterior, es necesario evitar la entrada de aire frío, por los intersticios con paredes y entre hojas de las mismas, aun cuando las casas no deben ser herméticas, o sea que siempre debe haber algo de intercambio de aire con el exterior, ya que el ambiente se vicia. Esto es de especial importancia si hay muchos habitantes en la casa o si se emplea calefacción de combustión directa, sin salida de gases de combustión y humos al exterior.

Otro recurso disponible es el de la calefacción solar, para lo que se hace necesario, dejar entrar el sol por las ventanas orientadas al sur, al sureste y al suroeste, para después colocar superficies negras o muy oscuras, dentro de las habitaciones, para que sean calentadas por los rayos solares y retengan el calor en el interior.

En plazos más largos, hay que volver a pensar en casas de muros anchos, que además de aislar térmicamente, almacenan calor, lo que las hace más confortables y permiten el ahorro de energía. Y en plazos largos también, hay que pensar en casas pegadas unas con otras, tanto en conjuntos a nivel de piso, como en edificios multifamiliares; esta solución, sencilla, no solo permite ahorrar energía para calefacción, también funciona en el verano con la refrigeración, además de que optimiza el costo de los servicios como agua, drenaje, alimentación eléctrica, transportes, alumbrado.

La energía para la calefacción es muy cara, así sea con electricidad, con gas embotellado o con gas entubado, por esta razón cuando haga falta calentar las habitaciones habrá que hacerlo con la mayor eficacia posible. También habría que organizarse, políticamente para conseguir que los proveedores  moderen sus precios. Tanto la CFE, encargada del servicio público de electricidad, como múltiples concesionarios privados que venden gas lp o natural, debieran tener programas de energéticos de bajo costo en zonas y en tiempos de invierno riguroso. Sería bueno condicionar los votos ciudadanos en las elecciones de diputados senadores y todo tipo de autoridades, a propuestas de política energética y económica que lleven este sentido.

La solución de calefacción con bombas de calor, que se alimentan con electricidad, es buena, ya que consume poca energía, cuyo costo podría competir con el del gas, sin embargo requiere de una alta inversión inicial, razón por lo que tal vez solo sea viable en arreglos colectivos.

Un buen remedio, de emergencia para temporales de muy baja temperatura, es la de calentarse mutuamente. Cada cuerpo emite calor por unos 300 Watts, por lo que dos o tres personas en una habitación sustituyen un calentador de 1,000 Watts.

Ya entrados en esta parte, para casos de invasión de frío ártico como el de febrero pasado, en el Norte del país, es necesario pensar en albergues colectivos, familiares o de barrio, donde no solamente estaría presente el fenómeno del calor mutuo, sino donde se pueden concentrar soluciones prácticas como la del abastecimiento de agua, cuando las redes públicas se congelan, o de plantas eléctricas de emergencia, si se vuelve a dar el colapso de la red pública y, por supuesto la elaboración colectiva de alimentos calientes. Para esto, se hace necesaria la organización previa, ya que si esperamos a que las autoridades municipales o estatales lo hagan, corremos el riesgo de quedarnos congelados.

Bueno, ya solo nos resta mandarles un cálido abrazo y nuestros mejores deseos para este invierno. No duden enviar sus comentarios o preguntas.

 

Observatorio Ciudadano de La Energía A.C.

 

El articulo “Invierno Chihuahua y el norte de México” fue publicado hace 4 años, merece ser revisado y actualizado, sin embargo creemos pertinente volverlo a subir. Para poder ver este artículo:

http://www.energia.org.mx/wp-content/uploads/2011/12/invierno-en-Chihuahua7.pdf

 




La Atención a Consumidores La Energía en las Viviendas , ,

Articulos relacionados

Deja una respuesta